Lo local

La noción de “lo local” trasciende límites físicos y zonas geográficas, lo local tiene que ver con territorio, interacciones, identidad y reconocimiento propio social. Repensar lo local, sin embargo, también implica tener en cuenta lo global, las relaciones de poder nacionales o internacionales, la educación, los modelos económicos, la ciencia y la tecnología a escalas mayores. Todo este contexto como referencia, debe servir para ver desde otra perspectiva lo local, para, sin dejar de reconocer la influencia externa, entender que lo sustentable y sostenible es posible, que otras formas de conocimiento y de cultura son importantes y que es indispensable poner de relieve la autonomía, el autoreconocimiento y la identidad, sin que esto signifique configurarse en islas o marginarse en espacios aislados.

En un mundo donde la globalización lleva a la uniformidad y homogeneidad en las ideas, visiones y acciones, la historia local como estudio, ejercicio y producto es importante, por la reivindicación de “la diferencia” y la valoración del accionar de las personas en un contexto local. Este “tipo” de historia, también, es un mecanismo de fortalecimiento de la identidad de los pueblos y la resignificación de las cotidianidades de las comunidades.

La historia local es, además, una fuente de valores e ideológica positiva para las nuevas generaciones y una forma de balancear el orden mundial, nacional o regional con el local.

Manfred Max Neef 2007 / Foto: Olga Berrios https://www.flickr.com/photos/25321693@N00/362355954

El desarrollo, con una visión más de acuerdo con la de Max Neef, en el que el ideal no es el poderío económico, la construcción de edificaciones modernas o la implementación tecnológica per se, tiene en la historia local un verdadero motor. Una comunidad que se reconoce a sí misma en el tiempo y en el espacio como producto de procesos históricos, de la evolución del entorno natural y humano, podrá fijarse metas y objetivos comunes que determinarán las fuerzas y acciones que favorezcan su propio desarrollo.

 

     Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *